BEATO RIGOBERTO AQUILINO DE ANTA Y DE BARRIO
(*4-I-1894/†24-VIII-1936)

Rigoberto de Anta y de Barrio

D. Rigoberto de Anta y de Barrio nació en la población de Sax, provincia de Alicante y diócesis de Murcia, el día cuatro de enero del año 1894. El día 11 fue bautizado en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Sus padres se llamaban Luis de Anta y Manuela de Barrio.

Carecemos de datos acerca de su niñez, pero sí sabemos que a la edad conveniente ingresó en el Seminario de Murcia, en calidad de interno los primeros años, y luego, en el llamado Colegio de San José de la misma ciudad, donde continuó con los estudios de la carrera eclesiástica.

Recibidas las Sagradas órdenes hasta el Presbiterado inclusive, empieza a figurar el año 1920 como párroco de Alcadozo y en 1926 como Cura Ecónomo en la parroquia de El Pozuelo, ambas en la provincia de Albacete. Dicen, los pocos informes que de él se tienen, que era un sacerdote modelo, de carácter alegre y jovial, lleno de simpatía y unción sacerdotal, muy generoso con los pobres.

Cuando empezaron a desarrollarse los acontecimientos que desembocaron en la guerra civil, D. Rigoberto se encontraba en el pueblo de Peñas de San Pedro, provincia de Albacete, como párroco del mismo. A pesar de las advertencias de algunos, no quiso abandonar la parroquia, aún previendo lo que podia suceder.

Fue detenido, a principios del mes de agosto de 1936 por la única razón de ser sacerdote, en el cuartel de la Guardia Civil de Peñas de San Pedro. El 24 del mismo mes fue cruelmente asesinado juntamente con varios seglares y el Coadjutor, D. Antonio Zamora López. D. Rigoberto fue el último en ser asesinado, dando previamente la absolución a los demás, cumpliendo su ministerio sacerdotal hasta los últimos momentos. Cuando le tocó el turno a él, dijo en voz alta: Perdónalos, Señor, como yo les perdono, siendo éstas su últimas palabras.

Oración

Dios Todopoderoso y eterno que concediste a los bienaventurados Avelino, Rigoberto, sacerdote y compañeros mártires la gracia de morir por Cristo, te rogamos que por su intercesión se vea fortalecida nuestra fe y seamos testigos de tu amor.

Por Jesucristo...

Padre Nuestro... (Pídase la gracia que se desea obtener)

Se ruega a quienes obtengan gracias por intercesión del Beato Rigoberto de Anta que las comuniquen a la Postulación General de la Orden de San Agustín, Via Paolo VI, 25, 00193 Roma, Italia

Oración por todos los mártires de España del siglo XX

Oh Dios, que enviaste a tu Hijo para que muriendo y resucitando nos diese su Espíritu de amor. Nuestros hermanos, mártires del siglo XX en España, mantuvieron su adhesión a Jesucristo de manera tan radical y plena que les permitiese derramar su sangre por Él.

Danos la gracia y la alegría de la conversión para asumir las exigencias de la fe; ayúdanos, por su intercesión, y por la de María, Reina de los mártires, a ser siempre artífices de reconciliación en la sociedad y a promover una viva comunión entre los miembros de tu Iglesia en España; enséñanos a comprometernos, con nuestros pastores, en la nueva evangelización haciendo de nuestras vidas testimonios eficaces del amor a Ti y a los hermanos.

Te lo pedimos por Jesucristo, el Testigo fiel y veraz, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.


Himno "Como Los Mártires", Letra y Música Luis Alfredo Diaz Brito.